Estaciones hidrométricas

Una estación hidrométrica automática es una instalación en el margen de un río que permite medir y transmitir la altura del nivel de agua en dicho río de forma automatizada.

La red de estaciones hidrométricas que administra el ICC, constan de un sensor tipo radar que se ubica encima del cauce del río y mide constantemente la altura del espejo de agua, registrando un dato promedio cada 15 minutos. Se crea una fórmula para el punto específico que permite convertir a datos de caudal esos datos de nivel del río medidos. Además, cuentan con un pluviómetro para registrar eventos de lluvia.

La ubicación de las estaciones hidrométricas se elige cuidadosamente para que generen información valiosa para la caracterización de la dinámica de los ríos, siguiendo las recomendaciones de la Organización Meteorológica Mundial (WMO). La información que genera proporciona insumos relevantes para el conocimiento del comportamiento de los ríos en la costa sur, así como para la generación de datos para la toma de decisiones que apoyen el uso racional del agua.

La información generada por las estaciones es sometida semanalmente a un control de calidad donde se corrigen posibles anomalías que surgen durante la generación y transmisión de la información. Adicionalmente, se realiza un mantenimiento físico mensual de las estaciones para prevenir fallas de funcionamiento en el equipo y evitar que se creen vacíos de información.

La primera estación hidrométrica inició su funcionamiento en el río Madre Vieja, cerca del municipio de Cocales, a inicios del 2017. En 2018 se inauguró la segunda cerca de la desembocadura del mismo río. En el 2019 comienza a operar una estación en el río Ocosito. En 2020 se instalaron tres estaciones nuevas, dos en el río Achiguate y una en el río Los Esclavos.

Red de estaciones hidrométricas del ICC para el 2020.
WhatsApp