Integración de información de uso (pozos)

La medición constante de la profundidad de los pozos de agua ha permitido a los investigadores del ICC, estudiar algunas dinámicas de conexión entre cuerpos de agua superficiales y subterráneos, evaluaciones de riesgo de intrusión salina y caracterización de flujos de agua subterránea.

En el 2015 inició el monitoreo de la profundidad del agua subterránea en 89 pozos comunitarios en las cuencas de Coyolate, Acomé y Achiguate en la costa sur. En 2018 se extiende la red de monitoreo incluyendo 64 pozos en la zona del río Samalá, y 49 en Los Esclavos, así como 34 nuevos pozos para la zona de la Nueva Concepción. En 2021 la red de monitoreo incluye 236 pozos comunitarios, donde se realizan mediciones del nivel piezométrico (altura del nivel del agua) y calidad de agua.

La evolución de los niveles del acuífero está relacionada con el régimen de lluvias, dado que la recarga del acuífero superficial se produce durante la estación lluviosa. En las mediciones realizadas hasta el momento se observa una variación del nivel de agua subterránea entre las estaciones seca y lluviosa, mientras que a lo largo de los años la tendencia del nivel es a mantenerse (Figura 6).

La medición constante de la profundidad del manto ha permitido estudiar algunas dinámicas de conexión entre cuerpos de agua superficiales y subterráneos, evaluaciones de riesgo de intrusión salina y caracterización de flujos de agua subterránea.

Registros del nivel de agua subterránea en el periodo 2015-2019 en pozos seleccionados en la región central de la costa sur.
WhatsApp