Condiciones atmosféricas favorecen la generación de lluvias de moderadas a fuertes